Comienza la cuenta atrás…

Cuando el verano pasado inauguré este blog, con la idea de difundir el proyecto y animar a la gente a participar en él, no me imaginé que pudiera llegar a tener tanta acogida.

Todos estos meses han sido una aventura llena de sorpresas y alegrías constantes

Todos estos meses han sido una aventura llena de sorpresas y alegrías constantes, que me han nutrido desde lo más profundo. Cada mandala, cada carta, cada paquete y comentario ha sido un regalo. No creo que nunca pueda llegar a agradeceros todo el tiempo y dedicación que fluye en cada milímetro de hilo tejido.

Ahora, cuando organizo las piezas, según van pasando por mis manos, voy recordando cada momento, el día que me llegaron, vuestras cartas, vuestra energía… y aún, sin saber que será de ellas, que forma tendrán finalmente unidas, que dimensiones, ya para mi, son un universo.

un muestrario de caricias al pasar la aguja sobre el hilo, un corazón abierto a cada puntada

Un universo de estrellas de brillantes colores, un muestrario de caricias al pasar la aguja sobre el hilo, un corazón abierto a cada puntada. Y eso, amigas, es lo que se respira estos días por mi casa. Un ir y venir de flores que juegan entre mis manos a encontrar su lugar.

Ya os podéis imaginar que esto es como un embarazo, la gestación lenta de la idea, el verla tomar forma, día a día. Los mandalas como células de un organismo en el que cada parte cumple su función. El equilibrio de la causalidad que hace que todo sea perfecto. Dejar fluir los sentidos y dejar que el universo haga su trabajo, confiar en la vida.

La preparación al parto, tomar parte activa del proceso, trabajar tu mente para aprender a confiar, disciplinarte para llegar a la fecha con los brazos abiertos, esperando lo mejor.

parir con placer un organismo vivo

Y parir, parir con placer un organismo vivo, que lleva nuestra huella, que se nos parece con sus defectos y virtudes, que nos refleja. Parir con ayuda de otras mujeres, que acompañan y respetan el proceso.

La idea de Tejiendo la Vida comenzó a finales del 2011, pero no fué hasta junio del pasado año cuando comencé realmente a darle difusión. El mes que viene habrán pasado 9 meses (lo que yo os diga, un embarazo) han participado más de 100 tejedoras, he recibido 8000 visitas en el blog y ya hay casi 2000 seguidores en la página de facebook.

Así que la criatura, salga como salga será fruto del amor, de eso estoy segura!!!

Entrevista en Radio Pollença

Todo proyecto artístico tiene un punto de partida, aquello que bajo la subjetibilidad del artista le conmueve o le incita a poner de manifiesto para mostrar al mundo.
En mi caso, tras mucho tiempo trabajando la fígura de círculo con composiciones organicas que representaban el microcosmos y el macrocosmos, el interés por los mandalas que siempre he tenido, mi experiencia particular como mujer y el momento personal que estoy viviendo me ha llevado hasta aquí. El inicio de un hilo que está vivo, tejiendose día a día.

imagen1_expo

A mediados del pasado año me encontraba residiendo en Mallorca, he estado allí por el trascurso de dos años, y no podría resumir en un post todo lo que la isla me ha dado. He conocido gente marivillosa y he hecho grandes amigos. Me han acompañado grandes mujeres, todas ellas inspiradoras para mi vida y mi trabajo.
Allí conicí a dos mujeres maravillosas que me han hecho de guía y me han ofrecido participar en hermosos proyectos colaborativos.

Entre ellas, Magadalena y Eugénia, creadoras de FEM un proyecto en el que enseguida me vi reflejada. Gracias a Magdalena entré en contacto con un grupo de mujeres de Pollença que estaban generando sinergias en torno a la idea de crear un nuevo modelo de negocio donde todas las integrantes fueran parte activa del proyecto, en un sentido horizontal, colaborativo y equitativo. La idea me fascinó por el mérito de estas mujeres a salir de los parámetros establecidos y luchar juntas por un objetivo común:

“Este es un grupo de unión entre mujeres, que trae luz al día a día de nuestra sociedad…, a las cosas más sencillas, que son las que nutren el cuerpo y la estructura de la evolución y el bienestar que anhelamos como seres humanos.

Queremos que los cambios se hagan realidad. Somos mujeres que estamos por la labor, abrimos nuevas vías de trabajo, que van desde la agricultura ecológica hasta la elaboración de productos artesanales… y esto incluye cualquier iniciativa encaminada al bien de todos.

Estamos creando una red que sustenta un nuevo modelo de sociedad, con la educación, la sanidad, la economía, la política,… que requiere el cambio de paradigma que estamos viviendo.
Y vamos adelante con la fuerza suficiente para lograr nuestros propósitos.”

Ese podría ser el centro del mandala, el origen de esta idea, que se ha gestado en mi interior durante meses y que ahora, empieza a tejerse humildemente, gracias a la colaboración de todas las personas que sientan que están vibrando en esto términos de cooperación.

Precisamente en el lugar que ha dado origen a la idea, me han entrevistado en la emisora municipal Radio Pollença Angels ha sido super amable de mostrar interés por mi (nuestro) proyecto en esta bonita entrevista