Festival Miradas de Mujeres

El martes pasado fue el último de día para ver la exposición de Tejiendo la Vida en Mallorca.
Hace mucho que no escribo y tengo el proyecto parado, desde que vine de la inauguración no he parado de trabajar en proyectos de diseño y no he tenido el tiempo y la calma necesaria para ponerme a escribir.
Por otro lado, los días allí de montaje fueron muy intensos, y después del mes que me había pasado cosiendo y preparándolo todo, necesitaba un descanso.

Ver las cosas en perspectiva y disfrutar de los bellos regalos que han tejido vuestras manos.

De la exposición en Mallorca, os dejo aquí una muestra de imágenes, sólo estuve el día de la inauguración, así que no os puedo contar mucho más, pues yo me vine y las piezas se quedaron allí. Desafortunadamente desde la galería son pocas (por no decir  ninguna) las noticias que me han llegado sobre la impresión de la gente, así que no puedo contaros más que lo que yo vivi.

Después de tres días montando la expo (resultó bastante complejo colgar las piezas) la visita de la tele balear (gracias al Carles y a la Elisabeth de IB3 per fer-ho possible) y la inauguración yo estaba flotando de felicidad.

La gente que vino estaba encantada y creo que gustó mucho en general. Las mujeres que habían tejido buscaban sus piezas, era muy divertido ver como algunas las encontraban y otras no.

Deciros que finalmente para la expo de Mallorca no pude incluir todas las piezas, ya que algunas por dimensiones o color no cuadraban del todo.

El resultado fueron 4 piezas finales, la mayor, casi de 3 metro de diámetro, de las que a continuación os incluyo varias fotografías.

Para ser sincera, creo que el resultado fue muy bonito, aunque al estar en la planta de abajo de la galería no tenía visibilidad desde fuera. Cosa que me hubiera encantado, ya que mientras estábamos montando, la gente que pasaba por la calle se quedaba mirando con mucha curiosidad. Y es que las piezas, especialmente la más grande tiene un gran impacto visual, y quedó muy bonita.

De nuevo  agradecer a todas las participantes su gran aporte a este proyecto.

Me necantó la visita de la co-directora del Festival Miradas de Mujeres, Pilar Rubí.

Y quiero dar un agradecimiento especial a todos los que vinisteis a verme el día de la inauguración. Algunos, como Verónica (la Mujer Araña) desde Galicia!!!! que ilusión me hizo conocerla en persona y darle un abrazote!!! Además, ha surgido un bonito proyecto de colraboración…

Además todos los amigos que me ayudaistes con el montaje y los preparativos, que me dejásteis vuestra casa, vuestro coche, etc… Especialmente a Antonia, mi querida amiga que me ayudó en todo y más (como siempre) y mi compañero que me sostuvo emocionalmente en los momentos más dificiles (que también los hubo….)

Por otro lado, estoy feliz de anunciados que la primera semana de Junio estaré en Salamanca, haciendo una intervención urbana dentro del festival de arte Facyl, al cual asistiré de la mano de la asociación de vecinos ZOES del barrio del Oeste de la ciudad.

Así que ya terminada la primera parada de viaje, y a tope preparando el segundo punto del camino, esta vez mucho más emocionante por ser una intervención a pie de calle!!!

En breve volveré a abrir fechas para recibir piezas, así que espero que tengáis vuestras agujas preparadas para seguir Tejiendo la Vida, con alegría!!!

Os seguiré informando….

P1010083 P1010043 P1010073 P1010137 P1010135 2014-03-22 13.04.41 P1010039 P1010082

Anuncios

¿Qué es un mandala?

El mandala es un símbolo que en las distintas culturas y épocas alude al camino hacia la unidad del ser.

Mandala es una palabra que en idioma hindú, quiere decir círculo. Algunos lo llaman “el laberinto de los círculos”.

 El mandala no es una realidad formal cerrada sino que está presente tanto en la naturaleza como en los productos de las diversas culturas de las diferentes épocas.

Es así como lo encontramos en los átomos y células de nuestro cuerpo, las telas de arañas, en las danzas tribales o en los valses vieneses.

La utilización de los mandalas se remonta desde los tiempos antiguos, hay grabados en las pirámides egipcias donde muestra que utilizaban la fuerza de los mandalas para su concentración, energetización del lugar, meditación profunda para elevar el nivel de conciencia. Hay papiros que muestran la utilización de mandalas dentro de las casas para mejor captación de la energía y crear ambiente de armonía y balance, o para transmutar la energía negativa en positiva.

 También se han encontrado vestigios de las civilizaciones druidas (España), que usaban mandalas.

 En la civilización china, tambien hay varias formas de mandalas , aún hoy son usados con el sentido de generar abundancia y prosperidad en el trabajo o para fortalecer la salud.

 Las tribus indias antiguas e incluso en la actualidad, continuan utilizando los mandala preparados con hilos de colores y plumas de diversas aves en México.

 Pirámides de distintas culturas que también muestran mandalas en círculo.

En ciertas tradiciones fue usado para fomentar el valor ante cualquier situación, y desde tiempos remotos, los mandalas fueron eran utilizados por los sabios, y sacerdotes en sus meditaciones y sanaciones.

El mandala es experiencia.

El mandala es estructura universal, no pertenecen a nadie pero es de todos.

El mandala es movimiento.

El mandala es convergencia y divergencia.

El mandala es conocimiento.

El mandala es meditación, medi-tación, gira alrededor del medio.

La definición literal de la palabra sánscrita mandala es círculo, en Tíbet también se traduce por centro o lo que rodea.

El centro verdadero del círculo es un punto que como carece de dimensión y de lugar escapa a nuestra percepción, podríamos decir que no pertenece al mundo porque en nuestro mudo hay extensión y dimensión, el punto pertenece a otra escala del ser más allá del mundo.

Fuente: http://web.educastur.princast.es

Tejer y el poder de las redes sociales

Hace una semana que abrí en Facebook una página para llevar a cabo la difusión del proyecto. en estos días he visto maravillada que ya hemos llegado a casi 250 seguidoras/es. Estoy ilusionada y feliz a partes iguales, pues es un proyecto que trasciende los límites de lo personal y pretende llegar a ser la materialización de la energía de muchas tejedoras/es.

Las redes sociales me están dando el empuje que necesitaba, y es que es muy dificil conseguir que muchas personas se unan para un objetivo en común, y más cuando no hay ningún interés económico por enmedio, sin embargo, precisamente de eso habla mi/nuestro trabajo, de esa voluntad de crear de la nada, de hilar estratégias de interconexión, más allá de lo tecnológico, para contruir nuevas realidades, hacer posible lo que en aparciencia no lo es.

Y ha sido a través de Facebook, como he encontrado mujeres maravillosas dispuestas a ofrecer su tiempo y su creatividad, altruistamente, sólo porqué el proyecto les ha resonado, porqué al final hablamos de ese espacio común, compartido, de esa metéfora de la complicidad que supone juntarnos para charlar, tejer y vernos reflejadas en los ojos de las otras.

Verónica, la maravillosa Mujer Araña ya está preparando el primer taller de mandalas de crochet en Galicia, en Mallorca se está preparando una performance de mujeres tejedoras, desde Argentina me escriben interesadas en el proyecto y puede que hasta se comience a hilar un nuevo mandala allí… y todo gracias a vosotras/os que me acompañaís día a día en esta loca aventura.

Serie Mandala

Paralelamente a esta instalación, voy realizando otras piezas artíticas en diferentes formatos, trabajando basicamente la figura del mandala.

Esta fascinanción por los mandalas me viene de mi anterior proyecto, en el que la figura del círculo era protagonista. El círcolo como forma perfecta que invita a estar en el centro o en los límites. Los cículos conformaban una serie de microcosmos en los que invitaba al espectador a adentrarse.

Igualmente con estructuras más complejas en los mandalas, siempre partiendo de un centro, como forma meditativa o símbolo repetido en todas las culturas, el mandala se ofrece como una ventana abierta al autoconocimiento.

En esta serie de ilustraciones vectoriales, un total de 12, trato de buscar, mediante las superposición de capas, cierta profundidad. Adentrandome sutilmente en composiciones fractales que se van repitiendo y solapando hasta llegar al resultado deseado.

“Los mándalas son diagramas o representaciones esquemáticas y simbólicas del macrocosmos y el microcosmos, utilizados en el budismo y el hinduismo. Estructuralmente, el espacio sagrado (el centro del universo y soporte de concentración), es generalmente representado como un círculo inscrito dentro de una forma cuadrangular. En la práctica, los iantra hindúes son lineales, mientras que los mándalas budistas son bastante figurativos. A partir de los ejes cardinales se suelen sectorizar las partes o regiones internas del círculo-mándala.

Por otra parte, la mayoría de las culturas posee configuraciones mandálicas o mandaloides, frecuentemente con intención espiritual: la mandorla (almendra) del arte cristiano medieval, ciertos laberintos en el pavimento de las iglesias góticas, los rosetones de vitral en las mismas iglesias, las chacanas del mundo andino, los diagramas de los indios pueblo, etcétera.

Es muy probable que esta universalidad de las figuras mandálicas se deba al hecho de que las formas concéntricas sugieren una idea de perfección (de equidistancia con respecto a un centro) y de que el perímetro del círculo evoque el eterno retorno de los ciclos de la naturaleza (tal como en la tradición helenística lo proponía, por ejemplo, el uróboros).

A su vez, en los rituales mágicos es frecuente la separación de un espacio sacro respecto de uno profano; para esto, en la tradición del ocultismo occidental, se ha recurrido y recurre a los círculos mágicos; el espacio sacro —o al menos el del ritual— es el inscripto en tales círculos que, de este modo, cumplen funciones análogas a los mándalas orientales.

Esta universalidad de los mándalas hizo que el psiquiatra Carl Gustav Jung los privilegiara como expresiones probables de lo inconsciente colectivo. Para Jung, el centro del mándala figura al sí-mismo (Selbst), que el sujeto intenta lograr perfeccionar en el proceso de individuación.”

fuente: wikipedia

mandala_serie01 mandala_serie02

Algunos ejemplos

A continuación puedes ver algunos ejemplos de las piezas ya realizadas.

No hay un estilo determinado, cada pieza es única, en textura, color y forma.

Déjate llevar por tu creatividad y teje la pieza que mejor te represente.

Los diámetros también varian desde piezas muy pequeñas a otras bastante grandes, igualmente en este aspecto tú eres la única que decide.

El resquisito, en este caso se ccentra en el color, aunque verás que hay una amplia gama donde escoger.

mandalas01